Biografía

"Voy a luchar. Voy a volverme más pequeña hasta triunfar" (Mari Trini)



Sin poder desligar su vida de su obra ("El artista es su obra y su obra nos habla del artista") y con más de 30 años en el mundo de la música: 2 Ep’s de su época en Francia, 22 Lp’s de canciones originales editadas, un sinfín de singles, recopilatorios, discos de oro, platino… y un “Disco Multidiamante” como reconocimiento a las más de 10 millones de copias vendidas (Llegando incluso a Japón), es lógico que a lo largo de su trayectoria atravesara por diferentes etapas:

Sus inicios, finales de los 60 y principios de los 70 con aire de niña soñadora, bohemia, introvertida, pero dueña de una gran personalidad. Autora de canciones intimistas y contestatarias rezumando poesía desde la metáfora, sin que haya un sólo tema que no tenga la categoría de single.
Y la de los años posteriores, fuerte, rompedora, directa, muy segura de sí misma y evolucionando con su tiempo.

Una Mari Trini moderna, minifaldera, pero a la vez sobria y elegante, para desembocar en una madurez serena y equilibrada. Un tiempo que dedicó a escribir un libro de poemas que hasta la fecha no ha visto la luz.

Dentro de su estilo abarcó diferentes líneas de música: canciones a ritmo de vals, baladas, tangos, blues, e incluso rock.

Sensible y valiente fue una mujer adelantada a su tiempo. Fiel a sí misma y comprometida con la sociedad como lo avalan muchos de sus temas repartidos por toda su extensa obra, denunciando injusticias y miserias humanas, además de ser una férrea defensora del derecho de la mujer.

Nunca vendió su alma y se declaró militante de la libertad, que defendió desde un prisma independiente... "Ave rebelde". También frágil, porque cuando alguien desnuda su alma... sentimientos, emociones, sensaciones, sueños y se entrega sin reservas, es del todo vulnerable. ¡A corazón abierto! ¡Aquí está la desnudez de un poeta!

Es, siempre ella.

Mari Trini, cantautora española cuyo verdadero nombre es Maria Trinidad Pérez de Miravete- Mille, nació el 12 de Julio de 1947 en la calle Alejandro Seiquer de Murcia. A muy temprana edad se traslada con su familia a Madrid e inicia sus estudios primarios en un colegio religioso de la capital. Con siete años contrajo una grave enfermedad renal que a punto estuvo de costarle la vida en varias ocasiones, obligándola a permanecer en cama y aislada en su casa siete años.
Durante ese tiempo de reclusión continuó con sus estudios y comenzó a interesarse por la música y la poesía; un refugio dónde dar rienda suelta a la imaginación de una niña despojada de la vida despreocupada y feliz propia de la niñez. “Mañana”, canción que pertenece al Lp "Amores”-1970 fue compuesta en ese tiempo y sirve de ejemplo del grado de madurez que alcanzó con tan pocos años. Sin lugar a dudas el tiempo, la soledad y el sufrimiento moldearían el carácter de la artista que conoceríamos poco tiempo después.

Decidida a abrirse camino en el mundo de la canción, frecuentaba ambientes artísticos y musicales buscando su oportunidad. Con quince años conoció a Nicholas Ray al presentarse para una prueba en El Club Nika’s en Madrid del que era propietario. El director norteamericano quedó entusiasmado con aquella chiquilla menuda de ojos azules, al punto de convertirse en su manager y protector.
Nicholas la convenció para viajar a Londres presagiándole una prometedora carrera cinematográfica. En la capital Inglesa cursó estudios y trabajó en la BBC junto al actor Peter Ustinov. Conoció artistas tan dispares e interesantes como Roman Polansky, James Mason, Marlene Dietrich , Paul McCartney y otros.
Un año más tarde se traslada a París dónde continua estudiando, trabajando e impregnándose de la bohemia de la ciudad, en la que pintores y escritores sin dinero acudían al Molino Rojo y discurrían por las calles de Montmartre.

Mari Trini quedó prendada del existencialismo francés… Gilbert Becaud, Leo Ferré, Jacques Brel, Georges Brassens y otros cantautores dejarían en ella una huella imborrable a lo largo de toda su carrera.
Pudo codearse con jóvenes cantantes como Adamo, Sylvie Vartan o Sheila, que empezaban a triunfar, y de esta manera hacerse un hueco dentro de la música joven del país. Logró su primer contrato discográfico con la EMI francesa editando ocho temas en dos Ep’s.

Cinco años pasó en la ciudad de La luz hasta que en 1968 tras la muerte de su padre regresa a España.

Precedida de cierta fama, inmediatamente logra llamar la atención de los ejecutivos de la RCA que le ofrecen un contrato para grabar su primer trabajo en español.
El disco, titulado “Mari Trini”, se publicó en 1969 y sirvió como carta de presentación en España. Ha sido reeditado varias veces con el título “Mari Trini El principio”, e incluye canciones de su autoría como “Guitarra”; música de la película “La nuit infidèle (1968) del director Antoine d’Omersson, y de otros artistas: Luis Eduardo Aute, Juan Carlos Calderón, Patxi Andión y Jacques Brel.

La RCA no confiaba en la capacidad de Mari Trini para componer sus temas y sólo les interesaba como intérprete, razón por la que decide cambiar de sello discográfico.

A finales de ese mismo año (1969) los directivos de Hispavox, su nueva casa de discos, con Rafael Trabucchelli y Waldo de los Ríos a la cabeza, ponen su confianza en ella para grabar junto a un magnífico elenco de músicos el imponente "Amores”-1970. El Lp contiene canciones inigualables como “Cuando me acaricias”, “Un hombre marchó” o “Vals de otoño”, además de la que da título al disco. Este tema está registrado dentro del Cancionero Español como una de los 50 mejores en lengua castellana de todos los tiempos.

El éxito fue monumental al permanecer 52 semanas en las listas de ventas entre los 10 más vendidos, sólo superado por “Mediterráneo” de Serrat.

Éste sería el disco de su descubrimiento y de su consagración, y se revelaría como una excelente compositora además de intérprete.

En 1971 llega su segundo Lp “Escúchame". Otro gran éxito que llegaría a número uno en Long Plays.
Se editaron varios sencillos como “Yo confieso” y la emblemática “Yo no soy esa”, anteriormente publicada en 1965 en Francia con el título “Ce n’est pas moi” (M.Trini/Frank Gerald). Ambos alcanzarían el número uno en sencillos y ésta última durante varias semanas
Mari Trini es considerada como una de las voces más importantes de habla hispana. En estos años firma giras a lo largo y ancho de la geografía española y actúa asiduamente en programas musicales en TVE.

"Ventanas” es el cuarto álbum, y fue publicado en 1973. Un tanto diferente a los anteriores no tuvo la misma aceptación a pesar de su extraordinaria calidad.

Su edición fue muy cuidada, con ventanas caladas en la portada y temas firmados en exclusiva por ella.
Contiene temas como “El desamor”, escrita especialmente para la película “Experiencia prematrimonial” dirigida por Pedro Marsó en 1972, o "Quizás", otra gran canción que gozó de gran popularidad.

Su pasado como artista en Francia hizo que su antigua casa de discos (RCA) lanzara algunas de las grabaciones que se hicieron en París durante los sesenta. Como reacción Hispavox editó un álbum completo en francés titulado “L’automne” con temas traducidos al francés de sus tres anteriores Lp’s en español.

En 1974 Mari Trini está en un gran momento de madurez creativa, y prueba de ello es su siguiente disco “¿Quién?" Con un marcado sabor afrancesado es calificado como autentica obra maestra por la crítica. La canción más promocionada y conocida es “Mi tercer amor”. También forman parte de este redondo dos temas en francés: “Ne me quitte pas” de J.Brel y “Je reviens te chercher" de Gilbert Bécaud; este último traducido al español”.

En ese mismo año colabora junto a otros artistas en la edición de un disco para UNICEF con la canción “La costumbre de querer”, y su casa discográfica le otorga un “Disco de oro” como premio a los éxitos obtenidos. Galardón que le fue entregado por Rafael Trabucchelli. Le siguieron más premios, grandes distinciones y reconocimientos que la consagran como la más notable compositora-intérprete de habla hispana.

En esos años sus discos se editan en cerca de 20 países y con frecuencia es invitada a “Domino”, un programa de la televisión francesa dirigido por Guy Lux.

En 1975 se publica “Transparencias”. Posiblemente este disco signifique un punto de inflexión en su obra por la implicación de la artista en los problemas socio-políticos del momento en España, como refleja en algunos de sus temas. “Una rosa, un crisantemo/Mi casa, mi guitarra” se editó como sencillo y gozó de gran prestigio.

También alcanzó el número uno en ventas en Long Plays.

Cumple actuaciones triunfales en Francia, y graba “Mari Trini canta en francés” en los estudios de París con un acompañamiento formado especialmente para la artista española que mejor domina la lengua de Molière.

A su regreso a España participa en el Festival y Muestra de La Canción Española celebrado en Mallorca, presentando la canción "No te preocupes amor" de su nuevo trabajo “Transparencias”. El éxito fue rotundo. Mari Trini llevaba exactamente medio año inamovible entre los nombres Superventas del LP español.

A primeros de 1976 comienza una gira largamente esperada por Ibero-América actuando en sus principales países.

Un mes antes, en la revista “Banco y Negro” del 10 de enero, obtiene un nuevo título cuando el jurado compuesto por diez personalidades de la televisión, radio y periodismo la califican como LA MEJOR CANTANTE DE ESPAÑA.

Como el rocío” es el título del nuevo álbum que se publica en ese mismo año. Entre los temas que lo conforman se incluye dos franceses “La chanson des vieux amants” de Jack Brel, y "Estoy enferma” (“Je suis malade”) de Serge Lama traducido al castellano. El resto de un total de 10 pertenecen a su autoría. Destaca “Por ti, por ti” editada también en single junto con “Entre la lluvia y el viento”; ésta última dedicada a su amigo personal Felipe Álvarez.

Puntual como cada año llega en 1977 “El tiempo y yo”. En este nuevo trabajo Mari Trini incluye varios temas ajenos: “Te quiero con locura” (En castellano) de Serge Lama que llegaría a número uno en los 40 Principales, “Le temps des cerises” de Jean-Baptiste Clément/A.Renard. Una canción antiquísima compuesta en 1866, y una adaptación de Leonar Cohen titulada “Quiero vivir sola”. Éste disco devolvió a Mari Trini al número uno en ventas de Long Plays.

Un año más tarde llega uno de los discos más especiales de toda la discografía de Mari Trini, “Sólo para ti”, producido y dirigido por ella y por Maryni Callejo. Lo más novedoso del Lp es sin duda el sonido al incluir más sintetizadores y guitarras eléctricas; pero también el look de Mari Trini experimenta un cierto cambio.
Entre las canciones que contiene, todas ellas de su autoría menos dos, “Non, je ne regrette rien” (M.Vaucaire/Ch.Dumont) cantada por Edith Piaf y “La Star “(A.Donna/S.Lama/M.Trini), algunas pasarían a la historia como “Estoy pensando en ti” y la extraordinaria “Palabras”, su preferida.

Un año más tarde, en 1979 se edita “A mi aire”. Este disco supone un cambio radical tanto en la manera de enfrentarse al fenómeno de la canción de autor, como en imagen. Sin duda una apuesta valiente para una artista renovada y acorde con los tiempos. “Ayúdala” fue una canción muy popular, sobre todo en Hispano-América por ser la banda sonora de la telenovela “Elizabeth” en 1981. Con ritmos vibrantes “El desertor” o “Soy un caso perdido” también fueron muy escuchadas.

“Oraciones de amor” es el álbum de 1981. La productora es Maryni Callejo; una institución en la música española. Sin embargo el cambio que tuvo lugar en el disco anterior no ve continuidad en éste. Vuelven las baladas de amor y desamor con algún tema más rítmico. “Mírame” y “Te amaré, te amo y te querré” son sin duda las más afamadas de éste disco. Con esta última y a partir de entonces solía cerrar sus conciertos, y devolvería a la artista a los primeros puestos en las listas de ventas.

Pero esto sólo sería un anticipo de lo que significaría para Mari Trini el siguiente Lp en 1982, “Una estrella en mi jardín”. Con 8 temas inéditos de su autoría, es la que abre y da título al disco la más importante de toda su obra junto a “Yo no soy esa” (Lp “Escúchame-71).”Hablando sola” es otra de las grandes. En sus directos la solía cantarla sentada y aderezada con gran expresividad.

En 1984 se edita un nuevo trabajo “Diario de una mujer”. Brillan canciones como “”Hombre marinero”, “Tres veces olé” o “Como debe ser”. Un disco dedicado enteramente a la mujer donde se retratan episodios que suelen vivir las mujeres.

En ese mismo año también publica otro Lp titulado “Mari Trini”, como homenaje a los autores hispanoamericanos de los 40 y 50. Un total de once temas en los que hay desde boleros clásicos como “Noche de ronda” o “Cuando vuelva a tu lado”, a rancheras del estilo de “El jinete” o “La media vuelta”.

En diciembre, también de 1984, se publica un doble “En vivo” emitido por TVE y grabado en directo en el concierto que tuvo lugar en El Teatro Salamanca en Madrid. En la primera parte de su actuación interpretó algunos éxitos de sus últimos quince años… “Yo confieso”, “Cuando me acaricias”, “Un hombre marchó”, “Ne me quitte pas, ”Una estrella en mi jardín.., para continuar con temas de su último lanzamiento, “Diario de una mujer".

“Quién me venderá” se publica en 1986 (Año de la movida madrileña). Los temas que lo conforman son de la autoría de Mari Trini y la producción y arreglos de Maryní Callejo, que se había convertido en su directora artística. Destaca la canción que da nombre al título, además de la siempre eterna “Si tú no estás, si no estás tú” y la fuerza de “Ay Dios mío”.

En 1988 llega “En tu piel” y el final de la relación profesional con su casa de discos Hispavox. Rafael Trabucchelli es el productor después de su ausencia en trabajos anteriores. En este disco hay una curiosidad: la adaptación para voz del segundo tiempo de la “Sonata Patética” de Beethoven para piano.La canción resultante lleva por título “Te juré”. Destacan también “La soledad”, “No se puede vivir así” y la versión de la célere “Parlez-moi d’amour de Jean Lenoir (Editada en 1924) con la que Mari Trini nos recuerda su pasado en París.

“Espejismos” en 1990 significa un cambio muy importante en la carrera de la cantante. Después de veinte años y otros tantos álbumes con Hispavox, Mari Trini cambia de compañía discográfica. Este primer trabajo de los 90 se editó con el sello Espectacular. Todos los temas de este disco se deben en letra y música a la propia autora. Se aprecia temas de corte clásico como “Tuya”, por la que recibió un premio en Miami ese mismo año, y otros como “Déjalo correr” o “Sobre la arena” con influencias rock.

A primeros de los 90 empiezan a aparecer los primeros Cd’s, y su anterior casa de discos Hispavox decide editar un doble álbum Cd con lo mejor de toda la carrera de la cantante, contando con su propio apoyo para defenderlo y promocionarlo en entrevistas en prensa, radio y actuaciones en televisión. El disco fue un éxito y alcanzó la distinción de “platino”.

Después de cinco años de silencio, Mari Trini reaparece con un nuevo sello discográfico, Divucsa. Esta casa de discos quería que grabara con sonido de los noventa sus mejores canciones de siempre. El álbum lleva por título “Sin barreras” y se edita en 1995. Trece temas de los cuales cinco corresponden a éxitos anteriores como “Amores”, “Cuando me acaricias” o, “Una estrella en mi jardín”, y el resto de nueva composición como “Sin un adiós”, “Vals a la vida” o “Amor de los cuarenta”.

A finales de 1996 vuelve a grabar con Divucsa “Alas de cristal”. Un trabajo muy cuidado y con temas variados, en el que destacan la maravillosa “Mira”, “Es que te quiero, “No pasa nada” o la magnífica versión de la canción “Avec le temps” de Leo Ferré.
Después de éste último trabajo, Mari Trini se retira del panorama musical y se traslada a San Pol en la costa catalana, hasta que recibe una propuesta para grabar con Los Panchos. Un disco que se editaría en 2001 con el título de “Mari Trini con Los Panchos”. Una apuesta valiente que combina canciones del mítico trio con otros de ella.
El resultado es un maravilloso trabajo que llegó a ser Disco de oro, hasta que la casa de discos quebró y fue retirado de los mercados.
Ella dijo sentirse estafada, lo cual le sumió en una fuerte depresión. No obstante el caso se llevó a los juzgados ganando el juicio, aunque solo consiguió la matriz del disco para poder venderlo.

Prácticamente al mismo tiempo, su anterior casa Hispavox vuelve a editar un nuevo disco doble con grandes éxitos que titularía simplemente “Amores”.Como no podía ser menos las ventas aumentaron considerablemente.

En 2004 es sometida a una delicada operación quirúrgica en la que se le extirpa un riñón y de la que se recupera satisfactoriamente.

En 2005 sale al mercado un nuevo recopilatorio “Una estrella en mi jardín", en el que colabora en la selección de 40 éxitos repartidos en dos Cd’s, además de un Dvd con 25 actuaciones y directos en televisión. Como reza el Cd “¡Irrepetible!”.

Coincidiendo con la presentación de este disco, el 14 de septiembre de 2005, recibe un gran homenaje en la Sociedad General de Autores y Editores (S.G.A.E.) en reconocimiento a su dilatada trayectoria artística, y le es entregado un gran “Disco Multidiamente” por haber vendido más de diez millones de copias.

Después del homenaje de La S.G.A.E., Mari Trini prepara un gran concierto en El Teatro Romea de Murcia como despedida definitiva de la canción y los escenarios que no llega a celebrarse, y también anuncia la publicación de un libro de poemas que hasta la fecha no se ha publicado.


"IN MEMÓRIAM"
Hacía poco que la cantante Mari Trini, que murió a los 61 años el 7 de Abril en la madrugada de lunes a martes de 2009 en el hospital Morales Meseguer de Murcia, se había trasladado a esta ciudad para preparar su concierto de despedida de los escenarios, y de la vida; posiblemente ella lo sabía. Pero siempre mantuvo su privacidad alejada de los focos – “Mis aventuras amorosas son secretas”, dijo en 1980 al periódico EL PAÍS-, por eso su familia se ha negado a informar de la causa de su muerte: “Una larga enfermedad”.
Y la enfermedad marcó desde muy pequeña a María Trinidad Pérez Miravete Mille. Nacida el 12 de julio de 1947 y fallecida el 7 de Abril de 2009 en Murcia

Esto no es una despedida, porque no te has ido… Gracias “Estrella de Nuestro Jardín”.