Mari Trini un Mito de La Historia del Pop

Mari Trini fue por derecho propio la mejor cantautora de los años setenta y ochenta en habla castellana. Escuchar cualquier canción de Mari Trini es reconocer inmediatamente su impronta: su voz muy bien modulada, aterciopelada y amarga, sus metáforas transparentes, la sensibilidad de sus composiciones y su forma especial de reivindicar la libertad de los sentimientos, los valores y los derechos de la mujer. Alcanzar y difundir durante décadas una huella única y personal que te diferencie del resto de artistas, solo lo consiguen lo más grandes. Para poder valorar en su justa medida la transcendencia de su carrera musical, es preciso recordar algunas de las metas que alcanzó con notable éxito y que ya son historia:


  • Es la cantautora española que más discos vendió en los años setenta y ochenta (más de diez millones).

  • Fue la primera cantautora de nuestro país con gran impacto tanto en el ámbito nacional como internacional. Sus discos se editaron en más de veinte países de América Latina, Estados Unidos, Europa, e incluso, Japón. Después y, aunque con personalidades diferentes, siguieron el camino que inició ella otras cantautoras, como Cecilia, Rosa León, Ana María Drack, Maria Veranes... También fue precursora de muchas cantautoras actuales, como puedan ser Amaral, Ella baila Sola, Rosana, o Bebe.

  • Inició un nuevo estilo y forma de cantar, donde la elegancia, la personalidad y la inteligencia se imponía a la extravagancia, las faldas cortas y la trivialidad de otras cantantes pop de su generación. Sus interpretaciones eran pequeñas actuaciones que contaban historias en pocos minutos. Vestía vestido negro para que simplemente nos fijáramos en como movía las manos y expresaba sin palabras lo que con palabras no podía o no le dejaban.

  • Fue la primera cantante femenina que consiguió doble disco de Platino por las ventas milenarias de dos de sus discos de larga duración "Amores" y "Escúchame". Este dato es más relevante si tenemos en cuenta que era una época en la que no se vendían principalmente discos sencillos, no había equipos de música en las casas, y no existían los medios de difusión, promoción y distribución actuales (1970-73). Sus ventas solo eran comparables con las de Serrat.

  • Todos sus discos de larga duración fueron superventas y consiguió colocar varios de ellos en el "top" 5 de superventas, entre otros "Amores", "Escúchame" y "Ventanas" números uno, "Solo para ti", número dos, y "A mi aire" y "Una Estrella en mi jardín" número tres y cuatro.

  • Los críticos musicales del momento la consideraron como una gran poeta. En la memoria están sus entrevistas con Gloria Fuertes, o la admiración que procesaba por ella Buero Vallejo, entre otros autores.

  • Al finalizar los setenta, varios críticos musicales le consideraron la mejor voz femenina de la década. Asimismo, el disco “amores” fue valorado como el segundo disco más importante, solo precedido por "Mediterráneo" de Serrat.

  • Aunque posiblemente sea más conocida por sus canciones de amor, también retrató temas tabúes, inusuales y e innovadores para la época, como son el derecho de la mujer ("Yo no soy esa"-“Como debe ser”), cuestionar la utilidad del servicio militar obligatorio ("El recluta"), la falta de imaginación ("Una casa en el aire"), las dos Españas ("Una rosa y un crisantemo"), la reconciliación con los poetas en el exilio (Palabras), el derecho a morir dignamente (" Cuéntame una tontería"), la homosexualidad (“Despiértame”) la tele basura y el periodismo rosa ("El cartel") los dogmas y la hipocresía de la religión ("Tu y tu Dios"), protesta contra los que dictan no pensar (“El cielo no está”), y la falta de valores humanos y en contra las injusticias (“Y no pasa nada)..

  • Tuvo la capacidad de reinventarse año tras año, disco tras disco. A finales de los 70 fue precursora en la renovación de la música de autor. Los arreglos y la producción "Solo para Ti" fueron escuela y dejaron su huella en los trabajos posteriores de otros artistas.

  • Su interpretación tan personal de la canción de Jaques Brel "Ne me quitte pas" fue considerada como la mejor versión en voz femenina. En la actualidad, Mari Trini figura en un Museo dedicado a Brel en su país de origen.

  • Registró 309 canciones en la Sociedad General de autores. Por todo ello, la organización la blindo dos grandes homenajes. El primero fue el año 1996 y el último en el año 2005 donde se la entregó el disco multidiamante por haber vendido más de diez millones de discos.

En resumen, Mari Trini fue y será siempre "Rebelde sin causa" y “la causa para sentirse rebelde”. (Nicolas Ray, primer manager en su carrera profesional, le prometió protagonizar la versión femenina de esta película).

Con su sinceridad, discreción, imparcialidad. Con su protesta, implicación y solidaridad. En su exilio voluntario. Con su dolor, sus alegrías y su forma de ser y de sentir…
Mari Trini ya forma parte de lo mejor de la historia musical y sentimental de varias generaciones.