"8 Poemas de Espejismos"

Poema 1

No es la palabra la que me duele sino la deformación
total de los sentimientos elementales, en una distorsión
atómicamente discordante.

No son los silencios lo que más me preocupan, sino este
continuo vagar mío, esta soledad mía infinitamente
superior al infinito.

No me preocupan las estaciones de mi planeta, ni su sol, ni
sus mares, pero sí me confunden las horribles mutaciones
“mutiladas” que provocan algunos hombres, por ejemplo la
guerra.

No eres tú quien atrae mis pobres sentimientos
rudimentarios, mis deseos, mis soledades, etc., sino el
aura de lo que has sido, eres, y serás ocupando el
espacio en mi cuerpo inexistente, cuando era solo
corazón latiendo obstinadamente, con fuerza y ritmo.
Destino….
llegar a ti,
amando.

Fecha:…un día de abril cualquiera, del año que ustedes
prefieran…

Poema 2

Invento esta sonata atropellada
la cuerda de guitarra está cansada
pintando la mano de un amigo
intento sonreir al enemigo.
Ahí te quedas madrugada,
yo me llevo en la mirada
mis sonatas, mis cantayas
y una barra de carmín
para alegrarme la cara.

Poema 3

Como el infinito
Como el raíl
Que nunca acaba
Como paralelos
Que nunca enganchan
Así mi amor
Así mi alma
Como cohetes
Puestos en marcha
Así mi amor
Así mi alma
Como mi planeta
Girando a la nada
Así mi amor
Así mi alma
Así quiero
Por todo y nada
Así muero
Por todo y nada.

Poema 4

La tierra te dijo sé hombre
tus padres te dieron el ser
las flores vistieron tu cuerpo
la lluvia te dio de beber.
Más tarde tuviste miedo
lejos estabas del suelo
y en la tierra te acostaste
abrazando bien mi cuerpo.

Poema 5

Caminos llevan al sol
a otros los lava el agua,
hombres que tienen sed
también hay hombres ranas.
Caminos de espesa niebla
donde las sombras son nada,
ciegos hay también sin sombra
y sombras andan con gafas.
Caminos de espesa niebla
de luces guillotinadas,
caminos llevan al sol,
las puertas tienen espadas.

Poema 6

Un ser, dos seres tres seres
Un hombre, dos curas tres presidentes
Una virgen, dos putas tres creyentes
Un rosal, dos espinas tres delincuentes
Una casa, dos chabolas tres arrabales
Un gordo, dos bajos tres enanos
Tres castillos, dos salones un salario
Uno nace, dos mueren tres desgraciados cantan.

Poema 7

Subí arriba de las nubes
y ahora no sé bajarme
rompiendo algunos moldes
como se rompen castillos.
Canté sí, a las gentes
gentes de todas clases
y lloré de tarde en tarde,
fui a mitad bufón
y a mitad personaje
lo que más importa ahora…
es anclar ese velero.

Poema 8

Porque tengo miedo de no estar a la altura
habéis hecho de mi una figura.
Porque tengo miedo de quedarme a oscuras
a mitad de camino taconeando dudas.
Y voy y me siento culpable sin culpa
y voy y me encuentro miles de preguntas,
y voy y me siento la sota de bastos
la reina de copas de un juego extraño,
porque tengo el miedo ignorante
del valiente dormido en la trinchera.