E.F.E.

La misa funeral de Mari Trini reúne a numerosos seguidores
La Catedral fue el punto de encuentro para honrar a la cantante

MURCIA. La misa funeral por María Trinidad Pérez de Miravete Mille, conocida artísticamente como Mari Trini, que falleció el pasado 7 de abril, congregó el pasado jueves por la noche en la Catedral de Murcia a cientos de personas, entre las que se encontraban familiares y numerosos seguidores de la cantante y compositora.
En su homilía, el fraile dominico Segundo Salazar, amigo de Mari Trini, dijo de ésta que “fue una buscadora de la verdad, la belleza y la trascendencia, y también, una luchadora por la libertad”.
El oficiante añadió que “la esencia de la cantante está en sus canciones, donde se recogen sus sentimientos, emociones y, también, sus frustraciones”. Salazar dijo que la cantante murciana “quiso ser siempre ella misma, y luchó en todo momento contra todas las imposiciones que intentaran apartarla del camino que había elegido en uso de su libertad”.
“Tenía, concluyó, mucha sensibilidad, y un gran deseo de vivir, que se manifestó desde la enfermedad que sufrió de pequeña hasta el último momentos: siempre se aferró a la vida”.

Los momentos más emotivos del funeral llegaron cuando el padre dominico pidió un aplauso en memoria de la cantante y cuando la Coral Discantes interpretó una de las últimas canciones más populares de Mari Trini, ´Una estrella en mi jardín`.

30 de abril de 2009


EN DOS PALABRAS

Fue un funeral hermoso, si es que ese calificativo vale para un funeral. Oficiado por Segundo Salazar, un dominico culto y generoso que la conocía desde pequeña, la catedral, estaba llena de gente, toda incondicional: familiares, amigos, admiradores… Y ningún cargo de la política regional, a excepción de un representante del Ayuntamiento de Caravaca.

No es por nada, pero Mari Trini se merecía un último adiós por parte de los que tanto han hablado de ella, le han dado premios regionales, y han alabado su trayectoria como murciana que quiso pasar sus últimos años en la región que la vio nacer.

No sé, pero si el 8 de marzo de 2008, la Comunidad Autónoma le da el premio Lucha por la Igualdad “por retratar a través de sus melodías las carencias, problemas y desigualdades de la mujer, podía haber mandado a algún representante de los ciudadanos al funeral, como homenaje póstumo de todos los murcianos. Máxime cuando es la propia Comunidad la que envía a altos cargos a las manifestaciones antiaborto, antiparo, pro autónomos o lo que se tercie. La verdad, no entiendo por qué no fue ningún político al funeral de Mari Trini.
¿Es porque no da votos?

Carmen Campos

20 minutos Murcia- Viernes 8 de mayo de 2009- Año X, Número 2147- Pág.2