El Mundo.es

Un responso íntimo despide a la cantante Mari Trini

Un responso íntimo al que han asistido la familia y los amigos más cercanos ha despedido a Mari Trini en el tanatorio de Jesús de Murcia. Un amigo de la familia, Alfonso Riera, que ejerció de portavoz, pidió que, como era deseo de la cantante, se respetara la intimidad que Mari Trini había mantenido para su vida privada durante toda su carrera. "Mari Trini ha tenido una intensa vida profesional y personal que ha mantenido siempre al margen de los medios de comunicación y así evitó que se conociera su enfermedad a la que no ha podido vencer después de un año", dijo el portavoz.


Riera, en nombre de la madre de Mari Trini y de sus tres hermanos, agradeció tanto a los medios de comunicación como a las numerosas personas que han llamado y han enviado telegramas, el afecto y el cariño mostrado tras conocer el fallecimiento de la artista.
En el tanatorio, numerosas coronas de flores rodeaban el féretro cerrado en el que reposan los restos de Mari Trini, entre ellas de seguidoras de la cantante: de Josefina, de Amparo, de Almudena, de una enferma de corazón o de su gran amiga Claudette, entre otras.
Los restos mortales de Mari Trini serán incinerados el miércoles y el funeral se celebrará después de Semana Santa.

Manolo Escobar: 'Una extraordinaria compositora'

Desde su casa de Benidorm, el popular cantante Manolo Escobar ha recordado la "simpatía" de Mari Trini, a la que consideraba "una gran amiga". Escobar ha afirmado que la música española ha perdido "uno de sus mayores baluartes" ya que, además de cantante, "era una extraordinaria compositora".

Aunque en los últimos años la artista murciana había caído "un poco en el olvido", Escobar ha incidido en que durante las décadas de 1970 y 80 vivió una "época esplendorosa" y que "fue recompensada con el cariño tanto de la prensa como del público".
De Mari Trini recuerda especialmente "su alegría y lo simpática que era" puesto que con él "hacía muchísimas bromas", aparte de su calidad como cantante y en la composición de las letras. "Sobre todo, recuerdo el señorío que tenía para cantar y sus composiciones, que eran extraordinarias".

7 de Abril de 2009


El PAÍS.ES

Familiares y amigos despiden a Mari Trini en un responso privado
La cantante falleció anoche a los 61 años en Murcia

Un responso al que han asistido la familia y los amigos más cercanos de Mari Trini se ha oficiado esta tarde en recuerdo de la cantante en el tanatorio de Jesús, en Espinardo (Murcia). María Trinidad Pérez de Miravete Mille falleció anoche a los 61 años en el hospital Morales Meseguer de esa comunidad autónoma, donde nació. El centro médico no ha informado de la causa del fallecimiento por expreso deseo de sus familiares.

El amigo de la familia Alfonso Riera, que ha ejercido de portavoz, ha pedido a los medios de comunicación que, como era el deseo de la cantante, se respete la intimidad sobre su vida privada. "Mari Trini ha tenido una intensa vida profesional y personal que ha mantenido siempre al margen de los medios de comunicación y así evitó que se conociera su enfermedad, a la que no ha podido vencer después de un año", ha dicho. Riera, en nombre de la madre de Mari Trini y de sus tres hermanos, ha agradecido tanto a los periodistas como a las numerosas personas que han llamado y han enviado telegramas, el afecto y el cariño mostrados tras conocer el fallecimiento de la artista.

En el tanatorio, numerosas coronas de flores rodeaban el féretro cerrado en el que reposan los restos de Mari Trini, entre ellas las de seguidoras de la cantante, como Josefina, Amparo, Almudena, o de su gran amiga Claudette.
Los restos mortales de Mari Trini serán incinerados mañana y el funeral se celebrará después de Semana Santa.

María Trinidad Pérez de Miravete Mille alcanzó sus mayores éxitos hace más de 30 años, pero no se resignaba a que sólo se la recordara por sus trabajos de siempre y trabajaba en la preparación de un concierto de despedida y en un libro de poemas, proyectos que ha truncado su muerte.
Nació en Caravaca de la Cruz (Murcia) el 12 de julio de 1947 y logró su máxima popularidad en los años setenta y ochenta con 25 discos, entre los que destacan Escúchame, que incluía el famoso tema Yo no soy esa, o Una estrella en mi jardín. La canción que daba título a ese álbum fue uno de sus mayores éxitos.
Su último lanzamiento fue un doble disco recopilatorio y un vídeo en 2005. Ese mismo año la Sociedad General de Autores de España (SGAE) rindió homenaje a la cantante por su extensa trayectoria y en el Día de la Mujer del año pasado recibió el premio Lucha por la Igualdad concedido por la Comunidad Autónoma de Murcia, uno de los últimos actos públicos a los que asistió.

7 de Abril de 2009


El Mundo.es

Nunca te dejaste contaminar por la política.

Querida Mari Trini:

Eras la melancolía, la delicadeza, las enlazadas manos, el pensa-miento profundo. Eras la lluvia incesante, la soledad sonora, la cena que recrea y enamora. Eras la música callada, el temblor de la palabra, los dedos ojivales hechos para dar de comer a las estrellas.

Te tuve muchas veces en el periódico en actos, en cenas, en oropeles y parafernalias. También en largas conversaciones mano a mano.Tenías un encanto sutil en la mirada y el atractivo del alma que se te asomaba a los ojos. Conocías tus limitaciones y también tus cualidades. Sabías que ocupabas un puesto sólido en la música contemporánea, sin el fulgor de algunos cantantes lanzados al estrellato internacional. Pero ellos eran fuegos artificiales y tú la hoguera estable que calienta y da vida. Se dice ahora que representabas la desesperanza. No es verdad. Tenías el corazón puesto en la realidad y, desde un escepticismo a veces feroz, amabas la vida. Nunca te dejaste contaminar por la política y eso tenía un precio que supiste pagar con indiferencia. Nada enturbió tus sueños. Tu vida se fue desgranando en canciones y sentimientos, mientras la guitarra te hablaba con su voz de profunda madera desesperada.

Te has ido, querida Mari Trini, sin hacer ruido, te has ido como el rocío, cuando mirabas una estrella en tu jardín y su luz se reflejaba en tu piel con alas de cristal, porque tú eras esa y escuchabas palabras escritas sólo para ti, que te hubiera emocionado leer la bella necrológica de Manuel de la Fuente en ABC. Hacía mucho, mucho tiempo que no te veía, que no hablaba contigo. Estoy seguro de que somos muchos los que te hemos acompañado, con lágrimas en el corazón, al cruzar la oscura penumbra del más allá, ligera de equipaje como Antonio Machado, con el alma desnuda como las hijas del mar.

Luis María Ansón

12 de Abril de 2009